CENTRO DE TERAPIA CELULAR & MEDICINA REGENERATIVA

La enfermedad de Alzheimer, que afecta a más de 360,000 mexicanos, es un trastorno neurodegenerativo que conduce a la pérdida progresiva de la memoria y a la muerte.

La producción endógena de células madre de un individuo disminuye con la edad; esta disminución probablemente contribuye a la capacidad reducida para regenerar y reparar órganos y tejidos.

El tratamiento regenerativo podría mejorar los síntomas de fragilidad y potencialmente extender la salud y la capacidad de un paciente para regenerar la funcionalidad.

En RegenerART brindamos soluciones biológicas para la salud y el bienestar en el envejecimiento y en las enfermedades asociadas al envejecimiento.


La medicina regenerativa a través de la terapia celular es la mejor manera de abordar esta etapa de la vida. Actualmente contamos con un producto biológico basado es células madre adultas para este proceso conocido como envejecimiento. Una condición que afecta a más de 12 millones de Mexicanos mayores de 60 años. 


La fragilidad del envejecimiento es una condición relacionada con el envejecimiento que conlleva un alto riesgo de resultados adversos para la salud.  Se estima que la fragilidad del envejecimiento afecta a entre el 7 y el 12% de las personas de 65 años o más. La fragilidad del envejecimiento produce mayor fatiga, dificultad para realizar las actividades diarias, movilidad reducida, mayor riesgo de lesiones por caídas, visitas más frecuentes al médico y una disminución general de la salud sin una explicación definitiva de la causa.

Un desencadenante subyacente que se cree que está involucrado críticamente en la fragilidad del envejecimiento es la inflamación crónica de bajo grado dentro del cuerpo. Dicha inflamación crónica puede tener graves consecuencias para el cuerpo y la salud en general. Esto incluye el debilitamiento del sistema inmunológico (inmunosenescencia).


Se ha demostrado que la terapia con células madre mesenquimales reduce la inflamación y promueve la reparación del tejido endógeno. Por lo tanto, creemos que estas células madre pueden ser terapéuticamente beneficiosas para aquellos con fragilidad del envejecimiento, con beneficios a largo plazo de promover una mayor movilidad, fuerza y ​​resistencia, al tiempo que mejoran los sistemas inmunológicos y, en última instancia, la calidad de vida en general.


Si usted tiene entre 50 y 85 años puede ser candidato al programa Salud da Bienestar de RegenerART. 

El objetivo de la medicina regenerativa es reparar los órganos y tejidos dañados por enfermedades, envejecimiento o traumatismos, de modo que su función se restablezca o mejore. El término medicina regenerativa se usa a menudo hoy en día para describir tratamientos médicos e investigaciones que usan células madre para restaurar la función de órganos o tejidos.

Las células madre se distinguen de otros tipos de células por dos características importantes:


1) Son células no especializadas capaces de renovarse continuamente a través de la división celular.

2) tienen el potencial de convertirse en muchos tipos diferentes de células del cuerpo. Dado su potencial regenerativo, las células madre ofrecen nuevas oportunidades para el tratamiento de enfermedades.


Las células madre tienen el notable potencial de convertirse en muchos tipos de células diferentes en el cuerpo. Además, en muchos tejidos sirven como una especie de sistema de reparación interno. Cuando una célula madre se divide, cada nueva célula tiene el potencial de seguir siendo una célula madre o convertirse en otro tipo de célula con una función más especializada, como una célula muscular, un glóbulo rojo o una célula cerebral (neurona). 


¿Tengo células madre en mi cuerpo?
Si. Las células madre son las células fundamentales de nuestro cuerpo. A lo largo de nuestras vidas, continuamos confiando en las células madre para reparar los tejidos lesionados y reemplazar las células que se pierden todos los días, como las que se encuentran en nuestra piel, cabello, sangre y el revestimiento de nuestro intestino.


Dadas sus capacidades regenerativas únicas, las células madre ofrecen nuevos potenciales para el tratamiento de enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardíacas. Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer en el laboratorio y la clínica para comprender cómo usar estas células en terapias basadas en células para tratar enfermedades, lo que también se conoce como medicina regenerativa o reparativa.


¿Qué tipo de células madre usa RegenerART y de dónde provienen?
Utilizamos células madre mesenquimales adultas autólogas o alogénicas, extraídas de la médula ósea o de la grasa del propio paciente o de banco de células. 

Una afección diagnosticable que engloba un grupo de factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos pueden volverse menos móviles, más susceptibles a lesiones por caídas, soportar un sistema inmunológico disminuido y una mayor inflamación.

Factores que intervienen en el envejecimiento prematuro: 

  • Tabaquismo y alcoholismo
  • Sedentarismo
  • Deficiencias nutricionales
  • Factores ambientales (toxinas)
  • Factores emocionales
  • Estrés crónico


¿En qué enfermedades se puede utilizar este tipo de terapia? La Terapia Celular presenta excelentes resultados en enfermedades reumáticas (artrosis, artritis, etc.), del sistema nervioso, problemas renales, disfunción sexual, afecciones hepáticas crónicas, diabetes mellitus, trastornos de la circulación periférica, enfisema pulmonar, arterioesclerosis en general, envejecimiento prematuro con pérdida de la vitalidad, osteoporosis, trastornos circulatorios, diversas patologías en el hombre (impotencia), enfermedades autoinmunes, patologías de la piel (psoriasis), patologías digestivas (colon irritable, gastritis.